Reciclaje de baterías – Concepto, Modo de hacerlo y Consejos

Lo primero que se debe saber en este caso es que las baterías se pueden reciclar. El reciclaje de baterías está haciendo una gran contribución al proceso de cuidado y preservación del ambiente, ya que las mismas contienen químicos que producen severa contaminación en el suelo y los cuerpos de agua. 

Conoce la gran información que tenemos sobre contaminación aquí

¿Cómo se reciclan las baterías?

Las baterías se reciclan de acuerdo al tipo y el uso que se le de. Están las baterías de vehículos, las alcalinas, las de litio, las de Níquel-cadmio (NiCd), las de Hidruro de níquel metal (NiMH), mercurio, zinc-carbono, y las de zinc-aire. 

Tipos de Baterías que se pueden reciclar

Todos los tipos que se presentan a continuación de baterías se pueden reciclar y Seguidamente se presenta el proceso de reciclado de cada una de ellas. 

Reciclaje de baterias

Baterías de vehículos

Las baterías de vehículo tienen un compuesto, el Plomo-ácido, que es muy contaminante. Para reciclarla, la misma se rompe en un molino de martillos, que es una máquina que martilla la batería para convertirla en pedazos. Las piezas rotas de la batería se colocan en una cubeta, donde el plomo y los materiales pesados ​​caen al fondo y el plástico flota. Luego, las piezas de polipropileno se retiran y los líquidos se extraen, dejando el plomo y los metales pesados. Cada uno de los materiales pasan por un proceso de reciclaje diferente.

El Reciclado del Plástico de la Batería

Las piezas de polipropileno se lavan, son secadas y enviadas a un reciclador de plástico donde son fundidas un estado casi líquido. Este plástico fundido se lleva a una extrusora que produce pequeñas bolitas de plástico de tamaño uniforme. Los gránulos se vuelven a usar para hacer cajas de baterías de fabricación comenzando el proceso nuevamente.

Todo lo que contiene plomo, el óxido de plomo y otras partes de plomo se limpian y calientan dentro de hornos de fundición. Luego este plomo fundido  se vierte en moldes para hacer lingotes. Las impurezas flotan hasta la parte superior del plomo las mismas se raspan y los lingotes se dejan enfriar. Cuando están fríos, se retiran de los moldes y van a los fabricantes de baterías, donde se procede nuevamente  a fundir y se usan en la producción de baterías nuevas.

Mientras que, el ácido sulfúrico, que se llama comúnmente  ácido de la batería se puede procesar de dos maneras: neutralizandolo con un compuesto industrial similar al bicarbonato de sodio doméstico, que lo convierte en ácido disuelto en agua, luego esta agua se trata, limpia y prueba en una planta de tratamiento de aguas residuales para asegurarse de que cumple con los estándares de agua limpia. 

La otra forma es que el ácido se procesa y se convierte en sulfato de sodio, que es un polvo blanco inodoro, usado en la fabricación de detergentes para ropa, vidrio y textiles. Estas baterías de plomo-ácido se reciclan en un circuito cerrado, esto significa que cada parte de las baterías viejas se reutiliza en una batería nueva. Estimándose en un 98% el reciclaje de estas baterías de plomo- ácido.

Baterías Alcalinas

Las pilas alcalinas (AAA, AA, C, D, 9V,) se reciclan  un proceso especializado de separación mecánica a temperatura ambiente, separando los componentes  en tres productos finales, concentrado de zinc y manganeso, acero y fracciones de papel, plástico y latón. Estos productos son luego devueltos al mercado para la reutilización en nuevos productos  compensar el costo del proceso de reciclaje.

Baterías de Ion de litio

Se reciclan con un proceso mecánico a temperatura ambiente, libre de oxígeno, en el cual los componentes se separan en tres productos finales, como son concentrado de sal de cobalto y litio, acero inoxidable, cobre, aluminio y plástico. Todos los productos  se colocan en el mercado para ser reutilizados en nuevos productos.

Baterías Níquel-cadmio (NiCd)

Estas baterías se desmembran de los componentes metálicos. Luego, los metales se reciclan recuperando los metales a alta temperatura (HTMR). Los metales a altas temperaturas, cómo el níquel, hierro, manganeso y cromo, se convierten en metal fundido dentro del horno, se amalgaman y luego al solidificar durante la operación de fundición, los metales de baja fusión (es decir, zinc y cadmio) se separan y los metales y el plástico se devuelven para ser reusados en otros nuevos productos.

Baterías de Hidruro de níquel metal (NiMH)

Previo al proceso de reciclaje, los plásticos se eliminan de la porción de la célula. Las células se llevan a  un proceso de secado para eliminar la humedad, hidróxido de potasio (KOH) electrolito y H2O. El proceso de secado calienta las células de manera controlada por tiempo y temperatura, con una fórmula patentada y probada. Cuando las células se secan, se transforman en materia prima valiosa para la industria de fabricación de aleaciones y acero inoxidable. Mientras que los metales y el plástico se devuelven para ser reusados en otros productos de nueva estructura.

Baterías de Litio

Las baterías se colocan en una trituradora o un martillo de alta velocidad, dependiendo del tamaño de la batería. Este contenidos se sumerge en agua cáustica (básica no ácida), luego la solución cáustica neutraliza los electrolitos, y se recuperan metales ferrosos y no ferrosos. 

El carbón se recupera y se prensa en láminas. Parte del carbono se recicla con cobalto, en tanto que, el litio en la solución (hidróxido de litio) se transforma en carbonato de litio, un polvo blanco fino. 

Uno de los resultados del reciclaje es  el carbonato de litio de grado técnico, que se convierte en lingotes de litio y papel  aluminio para baterías. También se rescata el litio metálico para reventa y para fabricación de baterías de dióxido de azufre.

Baterías de Mercurio

De estas baterías se recuperan los metales pesados ​​a través del proceso de temperatura controlada. Dado que son tóxicas están siendo sustituidas y  la venta de ciertos tipos de estas baterías de mercurio, manganeso alcalino, zinc-carbono, las de botón de óxido de mercurio, están restringidas en algunos paises.  

Baterías Zinc-Carbono

Se reciclan de la misma manera que las baterías alcalinas y a través del  método de recuperación de metales a alta temperatura (HTMR) por fundido. Estos metales se reutilizan en  productos de nuevo uso. 

Baterías Zinc-Aire

De igual manera se reciclan con los mismos métodos  que las baterías alcalinas, con el método de recuperación de metales a alta temperatura (HTMR) para fundir los metales, usandolos en la fabricación de otros nuevos productos. 

Reciclaje de baterias importancia

Recomendaciones y ejemplos de reciclaje de las Baterías

En la medida de lo posible, se debe evitar colocar las baterías en el basurero o enterrarlas en el suelo porque generan contaminación por metales. Una batería de plomo-ácido está compuesta de metales y químicos, encerrados dentro de un caja o carcasa de plástico o ebonita. 

El reciclaje de baterías de plomo-ácido puede provocar una exposición ocupacional significativa identificándose una serie de debilidades en las prácticas laborales y medidas de control que resultan en una exposición excesiva, debido al reciclaje informal que también es probable que pueda causar contaminación ambiental. 

Los controles en el procesado de las baterías, incluye pobres sistemas de ventilación y medidas inadecuadas de higiene personal (incluida la falta de protección respiratoria y falta de uso de instalaciones de lavado). Entre los trabajadores involucrados en el reciclaje de baterías de plomo-ácido, a menudo hay poca conciencia general de los peligros del plomo.

Si se van a reciclar baterías se deben seguir las normas de higiene y seguridad ambiental, para evitar contaminación tanto del personal que realiza el proceso como del ambiente. 

Los efectos tóxicos del plomo son muy diversos y afectan a casi todos los sistemas del cuerpo. La intoxicación aguda por plomo y por una sola exposición es relativamente rara y crónica. Sin embargo, las características clínicas de la intoxicación son similares en ambos casos. Los signos y síntomas de presentación son muy variables, tanto en adultos como en niños y puede incluir trastornos gastrointestinales, hematológicos y efectos neurológicos. 

Los niños pequeños son particularmente vulnerables a la toxicidad neurológica del plomo y esta es la razón principal por la que el plomo es una preocupación de salud. El plomo también tiene efectos tóxicos sobre el sistema endocrino y reproductivo y el sistema cardiovascular. Se debe ser cuidadoso al momento de reciclar las baterías que contienen plomo. 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *