Contaminación genética de cultivos transgénicos

Anuncios publicitarios

Cultivos de transgénicos en el mundo

En nuestros días las plantas que cultivamos son, en muchos casos, radicalmente distintas de sus antepasados, ya que el hombre ha modificado y seleccionado sus propiedades a lo largo de más de diez mil años en función de sus necesidades. Las variedades que utiliza el agricultor en la actualidad han sido generadas por ingenieros agrónomos, en centros públicos o privados dedicados a la producción de nuevas variedades por métodos convencionales.

Esta nueva  tecnología de cultivos transgénicos, se basa en la repetición de varios procesos de hibridación y selección de las plantas. Con la variedad original, la nueva variedad puede contener miles de genes en un proceso al azar, y son necesarias repeticiones sucesivas de selección e hibridación para obtener una nueva variedad que incorpore todos las características (genes) deseadas y que evite, en la medida de lo posible, la incorporación de los genes no deseados.

A continuación se realiza una hibridación entre la planta que se quiere mejorar y la planta donante resistente. Después se seleccionan en la descendencia, las nuevas plantas que se parezcan más a la variedad original y que hayan incorporado la resistencia. Más tarde estas plantas resistentes se vuelven a cruzar varias veces con la variedad inicial para obtener plantas resistentes lo más parecidas a la original.

Este proceso ha sido muy útil y ha dado lugar a la mayor parte de las variedades que se cultivan hoy en día. Pero este es un proceso lento y poco específico.

Según el Isaaa, instituto especializado en el seguimiento del uso de organismos modificados genéticamente (OMGs), en el año 2000 el cultivo de plantas transgénicas aumentó un 11%, alrededor de 4,3 millones de hectáreas, respecto a 1999. En la actualidad, el área de OMGs cultivados supera los 44 millones de hectáreas.

Anuncios publicitarios

trangenicosLos países que cultivan más hectáreas con OMGs son Estados Unidos (30 millones), Argentina (10 millones) y Australia, Canadá, Sudáfrica y China. A mayor distancia se encuentra Europa donde se han mantenido las hectáreas de organismos modificados genéticamente en España y aumentan las cosechas de soja, patatas y maíz modificado genéticamente en Rumanía y Bulgaria.

Te interesa:

Empresas que venden semillas transgénicas

Las empresas que venden semillas de variedades transgénicas, para los cultivos transgénicos  persiguen obtener sus beneficios ofreciendo mejores productos al agricultor que sus competidores y  proceden, en gran parte, del sector agroquímico tradicional y en consecuencia sus primeros desarrollos se basan en el conocimiento previo del mercado y en la utilización de instrumentos o productos que explotaban con anterioridad, produciendo plantas transgénicas resistentes a plagas o a herbicidas que, en algunos casos, son producidos por la propia empresa,  consiguiendo  mayores rendimientos y mejor calidad de las producciones.

¿Quién se beneficia con estos cultivos transgénicos?

El primer beneficiario de estos cultivos transgénicos es el agricultor, base fundamental de la producción agroalimentaria, para permitir que su actividad sea rentable. El segundo beneficiario, es  el consumidor, que dispondrá de productos en cantidad suficiente, de mejor calidad y a precios más razonables.

En resumen, en el mercado agroalimentario existen muchos intermediarios con diversos intereses y las plantas transgénicas serán económicamente rentables para las empresas de semillas en la medida que beneficien a alguno(s) de los eslabones de la cadena sin perjudicar a los otros.

Anuncios publicitarios

Deja un comentario

*